Ir directamente al contenido

75% DESCUENTOS + Envío Exprés Gratuito en 24-48 horas 🎁

JOYAS CON UN PROPÓSITO PROFUNDO 🐝🌻❤

OPCIÓN DE PAGO CONTRA REEMBOLSO DISPONIBLE 💶

COMPRE UNO HOY, SALVE UNA ABEJA MAÑANA 🐝❤

¿Necesitas ayuda?

¿Crees que todas las abejas son vegetarianas? Extrañas razones por las que algunos comen carne

Cómo distinguir una abeja de una avispa
¿Cómo puedes distinguir una abeja de una avispa? Ambos grupos pican, zumban, beben néctar e inducen miedo en los corazones de hombres y bestias. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

Debido a que son parientes cercanos, ambos grupos se comportan de manera similar. Y, dependiendo de la especie, pueden ser muy difíciles de diferenciar. De hecho, si necesita estar seguro, un microscopio es útil.

La respuesta corta es la dieta.
Los apicultores a menudo explican que las abejas son vegetarianas y las avispas son carnívoras. O, más concretamente, las abejas son "avispas vegetarianas". Esta es una buena respuesta corta porque es mayormente cierta.

Las avispas fueron lo primero. Cazan carne para alimentar a sus crías. Esta carne suele ser de otros insectos, pero también puede ser carroña de animales más grandes. Y mientras están cazando, las avispas con frecuencia se detienen en las flores para obtener un néctar energizante, no muy diferente de tomar un descanso de Coca-Cola.

La comida que no corre ni pelea es una ventaja
Pero hace mucho tiempo, un grupo disidente de avispas comenzó a recolectar polen para obtener proteínas en lugar de carne. Debido a que estos primeros renegados ya se detenían en las flores en busca de néctar, probaron el polen como alimento para las larvas, recogiéndolo y llevándolo de vuelta al nido: la prueba definitiva.

El polen se convirtió en un éxito entre niños y adultos. Este nuevo alimento era abundante, saludable y dócil, nunca se defendía ni se retorcía libremente.

Con el paso de los milenios, los precursores de las abejas actuales se acostumbraron a este cambio en la dieta. Y para facilitar el proceso de recolección, estas primeras abejas desarrollaron estructuras para ayudarlas a recolectar polen: pelos ramificados que podían capturar y retener el polen durante el vuelo a casa.

Eventualmente, las abejas obtuvieron más parafernalia de recolección, incluidas canastas de polen, cepillos de aseo para acorralar el polen y enzimas para preservarlo. Todo está bien.

Con el tiempo, las abejas perdieron algunas de las herramientas de lucha que ya no necesitaban. Cambiaron espinas, mandíbulas y garras por partes del cuerpo más efectivas, y las abejas se convirtieron en vegetarianas estrictas.

¿O lo hicieron?

La naturaleza genera excepciones
Muchas abejas no son vegetarianas estrictas, ni siquiera las abejas melíferas. Las abejas se parecen más a los flexitarianos: aunque comen principalmente alimentos de origen vegetal, ocasionalmente consumen carne o huevos.

El mayor grupo de abejas carnívoras son las cleptoparásitas (abejas cuco). Estas son las abejas que no recolectan polen por sí mismas. En cambio, se cuelan en los nidos de otras abejas y ponen sus huevos en las bolas de polen que la abeja anfitriona recolectó para sus propias crías.

Sin embargo, para evitar la competencia entre las diferentes larvas, las larvas de cuco suelen comerse los huevos o larvas de la abeja huésped. ¡Huevos y tocino para el desayuno, seguido de polen para el postre! Esto puede parecer inusual, excepto que el 10 por ciento de las especies de abejas son abejas cuco.

Caníbales de abejas melíferas
Sabemos que las abejas melíferas pueden canibalizar a sus hermanos en la etapa de huevo o larva. Por ejemplo, si una abeja obrera detecta el huevo de una obrera ponedora, puede comérselo. De manera similar, si una obrera detecta que una larva está enferma o deforme, también puede comerla, especialmente si la larva es muy joven. (Aunque los trabajadores pueden optar por sacar las larvas más viejas de la colmena y dejarlas caer al suelo).

Comer huevos y larvas es una forma de conservar energía y recursos alimenticios dentro de la colonia. La reabsorción de nutrientes es una forma de reciclar, ahorrar energía y evitar el desperdicio.

Los carroñeros: abejas buitres
En América del Sur, tres especies de abejas sin aguijón comen una dieta pura de carne. Incluso tienen mandíbulas especializadas para ayudarlos a cortar deliciosas porciones de un cadáver podrido. Estas se llaman abejas buitre o abejas carroñeras porque recolectan las porciones carnosas de pájaros muertos, lagartijas, peces y serpientes.

Curiosamente, tragan la carne y la almacenan en sus estómagos de miel, donde microbios especializados ayudan a digerirla. En casa, en el nido, regurgitan la comida parcialmente digerida y la almacenan en vasijas de cera con las que alimentan a sus larvas.

Aunque estas abejas (todas del género Trigona) recolectan carne podrida, también recolectan néctar y producen miel para el suministro de alimentos durante el invierno. Entonces, en muchos sentidos, no son tan diferentes de las abejas melíferas normales.

Flexibilidad para todos los seres vivos.
Creo que es genial que algunas abejas coman carne, al igual que algunas avispas comen polen. Demuestra que la naturaleza tiene pocas reglas estrictas y rápidas, y siempre hay espacio para la flexibilidad.

MATERIALES 100% ECOLÓGICOS

SALVAR JUNTOS A LOS POLINIZADORES

ENVÍO EXPRÉS GRATUITO

GARANTÍA DE DEVOLUCIÓN DE 14 DÍAS